Barcelona capta el primer proyecto en España de la inmobiliaria japonesa Mitsubishi Estate. Para llevarlo a cabo, el grupo inmobiliario japonés ha adquirido un terreno con más de 3.000 metros cuadrados en la zona del 22 @, donde invertirá 40 millones en levantar un complejo de oficinas de referencia. El inmueble tendrá una superficie de 11.500 metros cuadrados y se prevé que las obras se inicien a finales de este año.

Esta operación se enmarca en las fantásticas estadísticas del mercado de oficinas de Barcelona, ​​que alcanzó la cifra récord de 1.700 millones de euros de inversión durante 2019. Destaca, además, que más de la mitad de este capital se destinó el 22 @, donde aún queda por edificar más de un millón de metros cuadrados de oficinas.

La operación ha sido realizada junto con Europa Capital, empresa de la que Mitsubishi Estate es la principal accionista, y a través de Bonavista Developments. Hasta día de hoy, las dos empresas han levantado siete proyectos residenciales en la capital catalana, lo que representa una garantía para este proyecto en cuestión. Además, Europa Capital también ha desarrollado el complejo de oficinas World Trade Center Almeda Park, en Cornellà de Llobregat (Barcelona). La operación ha sido asesorada por las consultoras inmobiliarias Cushman & Wakefield y JLL.

Mitsubishi Estate cuenta con más de 120 años de trayectoria en su mercado local, artífice de, por ejemplo, del desarrollo de distrito de Marunouchi, en Tokio ,. En Estados Unidos, el grupo japonés desarrolla su actividad a través de Rockefeller Group, filial de Mitsubishi desde 1990, donde posee el McGraw-Hill Building y el Time-Life Building, en Nueva York, así como otros edificios de oficinas en Washington y San Francisco. Y ahora, invierte en la ciudad condal. En palabras de Yuichiro Shioda, CEO de Mitsubishi Estate London, «hace tiempo que estábamos interesados ​​en invertir en Barcelona, ​​a la que consideramos una ciudad con gran potencial».